Cambiar de vida… y volverla a cambiar otra vez

Uncategorized

¿Cuántas veces hemos cambiado nuestras vidas?

Yo creo que casi todos los días. Como escribe Coelho en su A orillas del río Piedra me senté y lloré los días no paran de ofrecernos algo para cambiar nuestras vidas, lo que pasa es que muy pocas veces somo capaces de darnos cuentas de esas señales. Sin embargo, cualquier momento puede ser aquel momento que tanto esperábamos, justamente ese, ese que tanto anhelábamos desde años y años. Hay que cogerlo y aprovechar de él para pegar el cambio que puede revolucionar nuestra existencia.

Siempre he intentado prestar mucha atención a esos momentos y estos días son un ejemplo de ello.

Hace nada vivía en España, prácticamente en dos ciudades distintas, era estudiante universitaria de traducción y disfrutaba de la vida como podía hacerlo cualquier estudiante que con suerte tenía la posibilidad de pegarse una buena estancia en el extranjero. Una experiencia maravillosa, que siempre se quedará en mi corazón.

Luego decidí volver a mis tierras, pensando que seguramente con los estudios que tenía era imposible no encontrar trabajo, y así fue: me convertí en profesora de italiano para líderes de una importante empresa norteamericana en Florencia. Otra experiencia abrumadora, aunque no estaba utilizando los conocimientos que había conseguido en tantos años de estudio. A mi pesar, eso no me compensaba. Hay crisis, es cierto, pero no debemos tirar la toalla frente los primeros obstáculos que se nos presentan, no tenemos que dejar de luchar por lo que realmente queremos y que siempre hemos querido.

Pues a cambiar otra vez. Ahora le toca a otra ciudad: Brescia, en el norte de Italia. Dicen que aquí la situación es mejor, ¡pues a aprovechar de ello!

Se me ha presentado una oportunidad increíble, y no solo desde el punto de vista laboral sino personal, que muchas veces resulta ser la más importante de todas, y he decidido volver a cambiar mi vida.

Ahora me encuentro de nuevo ciudadana del mundo, viviendo en un lugar que no es el mío y soy la persona más feliz del planeta. No sé qué tal irá, pero seguro que bien. Cualquier experiencia es positiva. También la más negativa, ya que nos ayuda a distinguir lo bueno de lo malo.

Hay muchísimas agencias de traducción por aquí y mañana me pondré y echaré mis currículos en toda la ciudad. ¿Me llamarán? No lo sé, pero por ahora no tiene importancia.

Lo importante es no tener miedo a lo nuevo y seguir el carpe diem sin arrepentimientos. Sobre todo en los tiempos que corren.

¡Feliz años a todos!feliz año

Annunci

Un pensiero su “Cambiar de vida… y volverla a cambiar otra vez

I commenti sono chiusi.