De TRADUCTORA a BLOGGER. Las maravillas de las prácticas

Trainings

Playa de Bolonia, Tarifa, España

Los caminos del traductor son infinitos… En serio os lo digo.

Acabo de tener una entrevista de trabajo para conseguir una plaza en una empresa de traducción y, después de una hora de charla con un chaval muy amable y agradable, resulta que consigo unas prácticas en la misma agencia no como traductora e intérprete, sino como responsable social network para el idioma español y como blogger. 

BLOGGER.

Suena tela de guay. Aparte de que no me van a pagar.

Pero, ¿qué importancia tiene el hecho de que no cobras?

Me explico mejor. Todos sabemos que este periodo tan particular en el que vivimos no es uno de los mejores desde el punto de vista de las posibilidades profesionales, sobre todo para los jóvenes, especialmente si licenciados. O plurilicenciados.

cinco-peores-practicas-twitter-mama-quiero-ser-blogger

Suena como una de las tonterías más gordas de la historia, pero, por desgracia, no es así.

Ya lo tengo más que comprobado: si no me hubiese lanzado en los estudios hace 9 años ahora mismo estaría trabajando en un bonito banco, con mi sueldo fijo al mes y mi bonita hipoteca para mi bonita casa que sería mía dentro de unos 40 años. Buen plan. Pero a mi los caminos fáciles nunca me han gustado.

Decidí meterme a prueba, escuchar a las voces que me decían: “estudia idiomas y se te abrirán TODAS LAS PUERTAS DEL MUNDO”. Bobadas.

Pero yo, aún no satisfecha de mi primera carrera, decidí comenzar la segunda, en otra nación, en España.

Conseguí terminarla en tres años en vez de cuatro pero……. aún esas puertas ni se ven de lejos. Bueno, en realidad algo de luz se nota al final del túnel; una luz débil y floja, pero allí está. Esa es justamente el curro al que tienes que trabajar sin cobrar para adquirir LA BENDITA EXPERIENCIA QUE TODO EL MUNDO PIDE A CHAVALES QUE AÚN NO HAN CUMPLIDO LOS 30 PERO QUE DEBEN TENER: 4 carreras, 6 idiomas extranjeros, entre ellos chino, ruso y japonés y, posiblemente, un par de años de trabajo en cualquier empresa.

A ver, ¿cómo demonios podemos adquirir experiencia si NADIE nos lo permite? Pues esa lucecita en la oscuridad: las prácticas no remuneradas.

Por lo tanto, la respuesta a mi pregunta inicial es sí, merece la pena hacer experiencias gratis al principio, aunque sea durante un mes o dos, en una buena empresa.

Me alegro haber encontrado esta oportunidad, aunque tenga que gastarme un pastón de dinero en gasolina por un tiempo, porque todo es una prueba en la vida y todo nos lleva a algo.

De traductora a blogger…

¿Por qué tantos pronombres indefinidos en una sola frase? Porque creo que son las palabras que mejor pueden explicar nuestra situación hoy en día: el indefinido, el no saber hacia adónde estamos yendo, la inseguridad de nuestra profesión.

Pero está guay.

Es ahora que tenemos que jugar todas nuestras cartas y dar lo mejor de nosotros para conseguir lo que queremos lograr en la vida. Una vez logrado ya podremos empezar a aburrirnos de ella.

La nuestra es la situación mejor: no tenemos nada que perder y tenemos todo adelante todavía. Debemos solo elegir bien.

Yo elijo seguir practicando para aprender. Hasta que mi día también llegue.

¿Y vosotros?

Traductora feliz. Tarifa, España

Un beso y buena suerte a todos los jóvenes desgraciados que se encuentran en mi misma situación…

¡La mejor de todas! 😉

Annunci

3 pensieri su “De TRADUCTORA a BLOGGER. Las maravillas de las prácticas

  1. Lamento decirte que siendo Freelance esa inestabilidad no se va a ir nunca, pues uno no puede controlar el mercado, ni la coyuntura económica, ni la estabilidad de las agencias/clientes/instituciones que te dan trabajo. De ahí una parte del estrés de esta profesión. Pero si no, todo “guay” como tu dices y además hay maneras de hacerle frente a esos desafíos. Ya lo estarás leyendo en mi blog. Abrazo.

    1. Ya lo imaginaba. Yo me estoy convirtiendo en freelance poquito a poco, ahora dándome de alta en una asociación, ahora en otra, ahora en una página web para encontrar trabajo, ahora en otro sitio.. y muchas veces sin recibir respuesta ninguna. Pero vamos, que, como decimos nosotros italianos, “quien siembra luego recoge”, es decir, si te pones las pilas seguro que luego algo ocurre. Me encantan los desafíos, aunque a veces son un pelín cansinos..
      ¡Un abrazo y hasta el próximo artículo! -o tuyo o mío 😉 –

I commenti sono chiusi.